Contabilidad no es sólo entregar declaraciones a SAT

 

Aunque el Decreto 37-2016 afecta principalmente a quienes llevan contabilidad completa pues exige mayor detalle en los registros contables, no podemos ignorar que al momento que SAT solicite información bancaria les proporcionarán también los movimientos de las cuentas utilizadas para actividades no mercantiles (honorarios profesionales, sueldos, remesas, etc.).

¿Por qué los contadores estamos pidiendo estados de cuenta bancarios si no llevan contabilidad completa? Un buen servicio de contabilidad va más allá de entregar los formularios a SAT, debe también asesorar para que los clientes no incurran en ilegalidades y para hacerlo debemos contar con información completa.

No todo lo que entra al banco genera impuestos pero muchas veces el no documentarlo correctamente es lo que da lugar a los ajustes tributarios y ese debe ser parte del trabajo de su contador: hacerle las recomendaciones pertinentes para evitar riesgos innecesarios.

Si usted se niega a entregarle “cuentas claras” a su contador no se puede hacer un trabajo profesional, es como si pidiera un diagnóstico médico certero sin ir a consulta ni hacerse los exámenes necesarios.

Publicado en: